Tenemos un “no tan nuevo reto al administrar un cuarto de ira. El mercado, nuestros clientes, y proveedores, la gente que nos acompaña y los amigos que hemos comenzado a hacer y nos ha acompañados en las altas y bajas del emprendimiento sobre romper cosas obsoletas.

Estamos iniciando el mes de agosto 2022, y han sido poco más de 3 años de aventuras y desarrollo profesional al lado de ustedes que nos brindan la oportunidad de seguir haciendo lo que nos gusta. En lo personal a mí Daniel Becerra me encanta recibirlos con la mejor disposición posible y es un halago que a tantas personas les encanta y les haga vibrar el Smash Club.

Existe un nuevo reto en el cual hay mucho sobre qué trabajar y se llama: “Desecho”. Es bien sabido que en el Smash Club usamos objetos ya obsoletos, objetos que cumplieron su ciclo de vida y pasan a formar parte de las filas del cuarto de ira.

Para nuestras sesiones utilizamos básicamente lo siguiente en objetos electrónicos:impresoras, monitores y televisiones. Cada sesión que es ofrecida puede contar solo con botellas de vidrio, o bien puede contar con objetos electrónicos.

Puedes escuchar esta playlist para cuando quieras romper cosas

Es gracias a ustedes que nos encontramos en esta etapa que resulta ser un desafío para un pequeña empresa que cuenta con pocos recursos pero anhelamos encontrar la manera de conectar con el planeta y es todo un reto que nos debemos replantear hacia donde va encaminada la empresa, hacia un futuro mejor y más verde.

También es sabido que no somos productores de los objetos, tanto electrónicos (HP, Epson) como botellas de vidrio (Michelob, Corona, Tecate, etc.). Tomamos el reto de la mejor manera porque conectar con el mundo y hasta donde nos pueden llevar nuestras acciones es importante en el manejo de cualquier actividad.

El Cuarto de Ira como muchos de ustedes lo saben se encuentra en el estado de Nuevo León, muy cerca de Humberto Lobo, para ser más concretos en la colonia Tampiquito. The Smash Club y sus fundadores cuentan con un alto grado de consciencia en relación al cambio climático, basta un botón para darnos cuenta que en muchas colonias o barrios en Nuevo León fueron duramente privados de este derecho universal. Seguimos siendo más los buenos pues nos hemos beneficiado del apoyo que nos han proveído otros estados de la república mexicana.

Es nuestro deber darnos cuenta de que podemos hacer algo por los demás. Poder hacer un cambio y por más pequeño que este sea pueda ser significante y pueda lograr un gran impacto a nuestros estado, sino es que al mundo.

A este reto también viene añadido las empresas industriales las cuales generan productos que nos benefician día con día, productos desde limpieza como Grupo Allen que se encarga de hacer labor de reciclaje ya que cuenta con algunos puntos donde puedes recibir producto gratis a cambio de llevar tus envases vacíos.

Siguiendo con las empresas que, ya sean pequeñas o grandes, se estima que deberán de renovar su equipo de cómputo cada 5 años. Esto conlleva en algunas ocasiones costos para la empresa, ya que deberá de presupuestar el costo de “eliminar” el equipo de cómputo obsoleto para seguir manteniendo un estándar en la calidad de sus procesos y el servicio que el software y hardware deben brindar.

Nosotros contamos con recolección hasta la empresa y han sido varias las beneficiadas con este nuevo servicio que The Smash Club ofrece. Clic aquí para contactarnos por Whatsapp.

Al inicio de este proyecto no teníamos este “problema” debido a que en el 2019 comenzando operaciones no teníamos el alcance e impacto que ahora tenemos. En aquel entonces nuestras sesiones eran con menos cosas u objetos para destruir. En las redes sociales poco se hablaba de romper cosas o gritar y de tener un cuarto de ira para hacerlo.

Cada vez más se habla de la Economía Circular y el gran reto que este desembocará en esta y las próximas generaciones debido al cambio climático ya inevitable. Es momento de reajustarse y crear un verdadero cambio que sea duradero, eficaz, y sobretodo VERDE.

“La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende” (Parlamento Europeo, 2021).

Comments are closed.